¡NECESITO PERDER PESO!

Muchas veces pensamos que tenemos que adelgazar, pero no es una prioridad para nosotros. Y en un momento dado… zas! Algo en las analíticas de sangre es preocupante, las rodillas y la espalda están cada vez peor, queremos tener un bebé y el médico nos aconseja perder peso antes del embarazo, o simplemente tomamos conciencia de los kilos de más que hemos ido acumulando. En ese momento necesitamos adelgazar, cambiar nuestros hábitos alimentarios y volver a conectar con la salud natural que reside en nuestro interior.

En es este artículo se presenta la visión de la Medicina Tradicional China (MTC) sobre el peso corporal y cómo podemos ayudarnos de esta terapia para gozar de mayor bienestar físico, emocional y mental.

empresario nervioso trabajando oficina muy caliente sudando aflojando su corbata 53419 3621En la MTC hay varios tipos diferentes de cuerpo o “constituciones”. Algunas de estas constituciones son más propensas a aumentar de peso que otras.

Podemos simplificar los tipos de constituciones en 2: Cuerpo tipo Yang y cuerpo tipo Yin.

El tipo Yang (fuego), que llevado al extremo serian personas calurosas, muy activas e inquietas, siempre a tope, haciendo mil cosas, con dificultad para bajar el ritmo, les cuesta relajarse,…  Y los de tipo Yin (agua), que tienen menos energía, son personas frioleras, son más lentas, su ritmo es más bajo,…

Con estas descripciones, ya sabrás en qué tipo es más fácil acumular quilos de más.

Efectivamente, los de tipo Yin tienen más probabilidades de tener sobrepeso.

En términos de MTC, esto se debe a que los órganos digestivos necesitan Yang (fuego, calor fisiológico) frio oficina 1098 12681para digerir, transformar y transportar la energía de los alimentos. Si falta Fuego, la comida no se “cocina” adecuadamente en nuestro estómago, lo que puede conducir al aumento de peso.

Además, los líquidos de los alimentos y bebidas pueden permanecer en el cuerpo donde se transforman en Humedad. En MTC esta Humedad se traduce en hinchazón y distensión abdominal, retención de líquidos, edemas, pesadez generalizada…, y hace que el proceso digestivo sea aún más difícil ya que enlentece y dificulta el proceso de metabolismo de la comida y la bebida.

Esto desencadena un círculo vicioso. Cuanto más peso ganes, más difícil será digerir los alimentos adecuadamente. Y cuanto más difícil sea digerir los alimentos, más probabilidades hay de que aumente de peso.

El cuerpo tipo Yang, aunque no tenga tantas posibilidades de sufrir sobrepeso y obesidad, también puede verse afectado. En este caso no le falta Fuego para hacer la digestión, más bien le sobra. Mejor que sobre, que falte ¿no? Pues no. Un exceso de Fuego, funde el alimento tan rápido que nos hace tener mucha hambre. Y si comemos en exceso, los mecanismos para trasformar y transportar los nutrientes tienen tanta comida que asimilar que se saturan y no funcionan bien.

Afortunadamente, la acupuntura, la fitoterapia y la dietoterapia china pueden ayudar a romper el ciclo. Trabajan para ayudar a la digestión, mujer joven que muerde su lengua que muestra gesto aceptable dos manos que guinan ojo 23 2148055915eliminar la Humedad excesiva del cuerpo, aumentar la energía Yang en los casos tipo Yin. Y dispersando el Yang excesivo y refrescando el organismo,  reduciendo así el hambre excesiva en los tipo Yang y ayudando a perder peso. Al tratar la raíz del problema, activando el poder de curación del organismo, no se produce el conocido “efecto rebote”.

Sin embargo, estas terapias serán efectivas si pones de tu parte. Si sólo necesitas adelgazar porque el médico te lo ha dicho… el proceso se va hacer muy largo, duro y poco efectivo. Como puedes imaginarte las agujas por si solas adelgazaran. Seria genial ir al terapeuta de acupuntura y decirle “¿Me adelgazas, por favor?… ¡Muchas gracias!”

La clave está en QUERER adelgazar esto marca la diferencia. Pregúntate si realmente quieres adelgazar y por qué querrías perder peso. Perder peso no es sólo una parte física, también es emocional y mental y cuando las dos partes se pongan de acuerdo, cumplirás tu objetivo.

Una vez estás mentalizado para realizar este cambio en tu vida, busca una manera que se adapte a ti. Puede que sea la medicina china o puede que no. Ya sabes que hay mil dietas en internet que puedes imprimirte, también hay millones de libros que puedes leer, puedes apuntarte al gimnasio ir con una dietista o coach nutricional,… un sinfín de oportunidades. Encuentra tu casilla de salida y ponte en marcha.

En consulta me encuentro a muchos pacientes que vienen para adelgazarse, pero que en realidad no están preparados para colaborar en el proceso. Afortunadamente como la medicina china trata a todo el organismo de forma global, empezamos equilibrando las partes que necesitan más ayuda. Dicho de otra manera, podemos reducir el estrés, la ansiedad, tratar alteraciones del sueño o emocionales… Y cuando nuestra parte emocional y mental está en equilibrio ayuda a la parte física a irse cormanos haciendo equipo 1150 99rigiendo.  

 

Resumiendo, cuando todas las partes (emocional, mental, espiritual, física) están en coherencia con lo que queremos, adelgazar es fácil.