Alteraciones psicoemocionales – Dolor en la rodilla

Hola a todos, me gustaría dar mi testimonio sobre cómo me ha ido a mí la acupuntura. Llevo unos tres años tratándome con Anna. Mi vitalidad ha mejorado un 70%, tras unos años muy duros a nivel emocional. Yo quería volver a ser la de antes alegre, risueña, servicial, pero tras muchas cosas vividas me vine abajo y entré en un mundo desconocido para mi, sentía un enorme vacío en mi cuerpo, mi mente y me alma.

Estuve varios años tomando medicación para la depresión y la ansiedad que me ayudaba a no estar tan triste y pasarme el día llorando, pero tampoco es que fuera la alegría de la huerta. Y no quería pasarme toda la vida con pastillas. Me parece increíble como un tratamiento natural puede regular tu cuerpo con tan solo unos cuantos pinchazos, así tan sencillo. En un tiempo el psiquiatra me dijo que podía tomarme menos medicación y en un año ya pude dejarla.

Puedo decir que me siento muy mejorada, muy agradecida a este tipo de tratamiento.  A lo largo de este tiempo también me ha ido tratando otros problemillas, como incontinencia de orina, mala circulación en las piernas, asma, sinusitis… y bueno no continuo por que va para largo.

Otro problema que tuve que este sí que quiero contaros, es el dolor de rodilla. Por mi trabajo ya tenía mucho desgaste en las rodillas, pero un día sentándome en el autobús, crak, me quedó la pata tiesa. El médico me dijo que se me había hecho una pequeña fisura y que para el dolor podía hacerme infiltraciones para no tomar tantos calmantes. Yo le dije que iba a hacerme acupuntura y me sorprendió cuando me contestó, pues hágase usted un par de sesiones a la semana para la rodilla y ya iremos viendo como se encuentra. Al poco de hacerme acupuntura ya no me dolía y caminaba un montón de horas paseando a mi nieto en el cochecito. Un año y medio después volví para hacerme radiografías y la fisura había sanado.

Bueno no os voy a cansar más con mis relatos que si no escribo un libro. Solo quiero dejar constancia de que estoy encantada del resultado, para mí las agujas han sido mi salvación.  Y eso que mi cuerpo es un caso complicado y llevo muchos años cargando con muchas cosas, he recuperado las ganas de vivir, de cuidarme, de tener la casa bien bonita y sobretodo de disfrutar con mi familia.  Espero que pueda ayudaros a vosotros también.

Muchas gracias